El tiempo - Tutiempo.net
Oficial: Compra: $/Venta: $
Blue: Compra: $/Venta: $
Contado con Liqui: Compra: $/Venta: $
MEP: Compra: $/Venta: $
Riesgo País: puntos
Oficial: Compra: $/Venta: $
Blue: Compra: $/Venta: $
Contado con Liqui: Compra: $/Venta: $
MEP: Compra: $/Venta: $
Riesgo País: puntos

EL DÓLAR SUBE Y ALBERTO SE BAJA

La semana que finalizó, indiscutiblemente estuvo dominada por los acontecimientos nacionales, que tienen una directa relación con la vida cotidiana de todos los argentinos.

En la comarca local, los dos temas más destacados fueron el dengue, que al igual que el dólar sigue en aumento y todavía no encuentra su techo, y el anuncio de Aerolíneas Argentinas, que a partir de junio próximo comenzará a volar a Reconquista, conectando vía aérea Buenos Aires, Rosario y esta ciudad.

El dólar sube. La moneda norteamericana subió en cinco días de operaciones $ 42, lo que representa un 10,5% más que la semana anterior. En un solo día, subió estrepitosamente y luego bajó $ 8, tras conocerse la renuncia del Jefe de Asesores Antonio Aracre, a quien se lo sindicó como responsable de una movida destinada a reemplazar a Sergio Massa en el Palacio de Hacienda. Fueron horas muy turbulentas, de mucho desconcierto, sumado a la furia del ministro de economía. La eyección de Aracre pareció fortalecer la posición de Massa, por aquello de “malo conocido a bueno por conocer”. En una jornada muy crispada, la esposa del ministro retuiteó una publicación del economista Alejandro Kowalczuk: “Massa se queda hasta el final, porque el final es cuando se vaya Massa”. ¿Será tan así, no hay nadie en condiciones de sucederlo dentro de este gobierno? Es Massa o el helicóptero, como lo dijo días atrás un Intendente del conurbano bonaerense. ¿Es tan dramática la situación económica, y por ende política del país?

A rio revuelto, ganancia del pescador. Es un viejo dicho de los pescadores, que también explica la disparada de la inflación y ahora del dólar. La pregunta es: ¿Por qué sube tanto el dólar? ¿Cuál es el techo? La respuesta es la misma a lo que sucede en una guerra, se sabe cuándo comienza, pero nunca cuando termina.

Inflación y dólar no responden a una causa, sino a una multiplicidad de causas. En el caso de la moneda americana, si tenemos una inflación mensual del 7,7%, es de presumir que también el billete aumente en un porcentaje muy similar, lo que inexorablemente siempre termina ocurriendo.

Hagamos números. Con una inflación de ese calibre, no debía sorprender una suba de casi $ 31; o sea, a razón de $ 10 por cada 10 días. Esto explica parte de la suba. Las filtraciones que terminaron con la partida de Aracre, explica otra parte de la inestabilidad bancaria, ya que se conocieron algunas medidas que acercó al presidente, entre ellas una devaluación y desdoblamiento cambiario.

La suba del dólar la pagamos todos. Muchos de ustedes dirán, que me importa el dólar, si “nunca tuve ni tendré un verde”. Puede que sea muy cierto, pero es una mirada parcial, ya que el dólar fija precios. Muchos precios, muchos productos se ofrecen según la cotización de la moneda estadounidense. Sube el dólar y suben los precios, ahora, cuando baja el dólar, los precios ya no bajan.

Estamos en un círculo tóxico. Suben los precios, esto justifica el aumento del dólar, sube este y los precios también suben. Es un cuadro muy complejo. Cuando se desata un espiral de esta naturaleza, lo primero que se pierde es el valor de la moneda y por ende el sentido de los precios. Cada uno pide lo que considera que sus clientes habrán de pagar. En la guerra, la primera víctima es la verdad, en una inflación galopante como la actual son los precios.

La historia de la manta corta. Es muy cierto también que el gobierno, o el propio Massa, no tienen muchas herramientas alternativas para frenar la suba del dólar. La medicina más fuerte es tener reservas sonantes y constantes, pero el Banco Central ya no las posee.

El ministro hace magias, pero ya no alcanzan, 500, 1000, 2000 millones son parches cada vez más insuficientes. El dólar soja 3 no aporta lo que se esperaba, sumado a la sequía histórica que algunos estiman, privará de un ingreso cercano a los 20000 millones.

El aumento de la tasa de interés por parte del BCRA tampoco aporta mucho. Los que tienen plazos fijos en dólares comienzan a no renovarlos. La economía es fe y ya muy pocos creen en ella, en nuestro país.

Alberto se bajó, pero tampoco suma. Minutos antes de la apertura de los mercados del viernes, se conoció un video de 7 minutos grabado la noche anterior por el presidente. Comunicó que retira su candidatura y no irá por la reelección. Lo hizo el mismo día en que se reunía el Consejo Nacional del P.J., donde la Cámpora le pediría abiertamente un paso al costado. ¿Quién o quiénes serán, a partir de este paso al costado de Alberto el o los candidatos? Está por verse.

La renuncia a una nueva postulación del presidente tampoco ayudó a que el dólar se estabilice. Marcó un nuevo récord con $ 442, aunque en algunas provincias ya se vende a $ 445.

Se bajó Macri primero, ahora fue el turno de Alberto, la pregunta es ¿Cristina sigue como quieren desde la Cámpora, o se baja como sus antecesores?

En el medio de todo este clima de tantos despropósitos, están los argentinos, que ven en sus bolsillos, cómo la “plata” alcanza cada vez menos. ¿A quién le importa esto?

Les deseo una buena semana.

Lic. José Carlos Odasso

Compartir esto:

Te puede interesar Más del autor

Tel: (3482) 573333 / 437800| [email protected]| Patricio Diez 374, Reconquista