El tiempo - Tutiempo.net
Oficial: Compra: $/Venta: $
Blue: Compra: $/Venta: $
Contado con Liqui: Compra: $/Venta: $
MEP: Compra: $/Venta: $
Riesgo País: puntos
Oficial: Compra: $/Venta: $
Blue: Compra: $/Venta: $
Contado con Liqui: Compra: $/Venta: $
MEP: Compra: $/Venta: $
Riesgo País: puntos

El sentido recuerdo de Aylén Cusit hacia el Dr. Laureano Maradona en el Día del Médico Rural: «Para la gente de Estanislao del Campo es un santo. Él eligió vivir en la humildad del pueblo, escogiendo el amor hacia la gente»

El sentido recuerdo de Aylén Cusit hacia el Dr. Laureano Maradona en el Día del Médico Rural: «Para la gente de Estanislao del Campo es un santo. Él eligió vivir en la humildad del pueblo, escogiendo el amor hacia la gente»

Compartir esto:

Este jueves dialogamos en nuestro programa radial con la Dra. Aylen Cusit, representante del Colegio de Abogados de la 4ta Circunscripción Judicial, quien en el Día Nacional del Médico Rural, recordó al Dr. Esteban Laureano Maradona.

Famoso por su sapiencia, modestia y abnegación, Maradona pasó cincuenta años ejerciendo la medicina en Estanislao del Campo, una pequeña localidad en la provincia de Formosa.

Colaboró con las comunidades indígenas en varios aspectos: económico, cultural, humano y social. Además, realizó grandes aportes al conocimiento de las colectividades del noreste argentino, estudió sus costumbres e incorporó a sus conocimientos los de la medicina tradicional aborigen.

Al respecto, Cusit manifestó: “Conozco la historia del Dr. Maradona desde muy chica, mi madre es oriunda de Estanislao del Campo y tuvo la posibilidad de conocerlo en persona. A mí me llamó la atención porque, siendo pequeña, tomé un libro firmado por el doctor”.

“En la inocencia de mi infancia pensé que lo había firmado Diego Armando Maradona, pero luego me dijeron que no tenía relación con el jugador de fútbol pero sí que era un gran personaje de la historia argentina, ya que por sus descubrimientos y capacidad fue reconocido nacional e internacionalmente”.

“Lo novedoso es cómo su vocación de servicio lo llevó a elegir un pueblo muy humilde en el oeste de Formosa donde sólo era conocido el lugar porque allí pasaba el tren”.

En referencia a lo que comentaba su madre acerca del reconocido doctor, Aylen aseveró: “Ella comentaba que era un médico que curaba con mucho amor y que tomaba mucha de las prácticas de los pueblos aborígenes de Formosa. Él logró con los mismos medicamentos que ellos utilizaban, aplicar sus conocimientos desde la ciencia”.

“Aparte de curar a las personas y prestar ese servicio con tanto amor, llevaba la cultura, la educación, incluso su casa al mediodía era un comedor comunitario. Si bien era una persona de clase alta, él eligió vivir en la pobreza y la humildad del pueblo, escogiendo el amor hacia la gente, con muy pocos elementos y grandes distancias”.

“Hoy en día en medio rural contamos con centros de salud, pero en aquel momento el hospital más cercano que tenían estaba a 400 km. en la ciudad de Formosa y solamente el tren era lo que comunicaba ambas localidades”.

En cuanto a lo que significa Laureano Maradona para Estanislao del Campo, la abogada expresó: “Para ellos es un santo. Todos lo recuerdan con mucho amor, hay generaciones como la de mi mamá que recuerda cuando le regaló el libro y lo conservó hasta el día de hoy. El mismo hoy se encuentra en Fortín Olmos, donde se abrió una escuela en homenaje al doctor”.

Dra. Aylen Cusit

Por otro lado, Daniel Firpo, un oyente del programa quiso compartir sus recuerdos del doctor Maradona. Él, camionero de profesión, visitaba Estanislao del Campo, entre otras localidades, repartiendo productos y tuvo la suerte de conocerlo personalmente: «Era un personaje muy amable. Tenía una forma muy peculiar de ser. Vos lo mirabas a simple vista y era un pordiosero», comentó.

«Tenía una vincha, un saquito azul y un pantalón negro. Esa era su vestimenta. Tenía un escrito que nunca le pregunté qué quería decir, pero estaba en idioma wichí.», Firpo afirmó que a Maradona no se le cobraba la comida o el hospedaje, «en agradecimiento que tenía toda la ciudadanía de Estanislao del Campo.»

«La filosofía de vida que él expresaba era envidiable», comentó. «Con mi corta edad, me hizo pensar muchas veces. Por ejemplo, vos lo encontrabas comiendo, en el único comedor que había, y lo invitabas con una gaseosa o alguna otra bebida y él te decía ‘no, Dios me dio agua’. Lo único que te aceptaba era unos mates.» Finalizó afirmando que Maradona, «ahí en Estanislao del Campo, era un prócer».

Escuchá acá la entrevista completa:

Nacionales
Tel: (3482) 573333 / 437800| [email protected]| Patricio Diez 374, Reconquista